Espacio de Salvador

"siempre llenos de buen ánimo"

Archive for enero 2012

Los niños criados con afecto tienen un hipocampo más grande

leave a comment »


La investigación, llevada a cabo por psiquiatras y neurocientíficos de la Universidad Washington de Saint Louis, “sugiere un vínculo claro entre la crianza y el tamaño del hipocampo”, destacó uno de sus autores, la profesora de psiquiatría infantil Joan L. Luby. El estudio, el primero que relaciona el tamaño del cerebro infantil con la forma en que un niño es criado, fue publicado hoy por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Para la investigación, los expertos analizaron imágenes cerebrales de niños de entre 7 y 10 años que, cuando tenían entre 3 y 6 años, fueron observados en interacción con alguno de sus padres, casi siempre con la madre. Se analizaron escáneres cerebrales de 92 de esos niños, algunos mentalmente sanos y otros con síntomas de depresión. Los niños sanos y criados con afecto tenían el hipocampo casi un 10 por ciento más grande que el resto. “Tener un hipocampo casi un 10 por ciento más grande es una evidencia concreta del poderoso efecto de la crianza”, subrayó Luby. Después abogó por fomentar, “como sociedad”, la crianza con amor y cuidado de los niños, puesto que “claramente tiene un impacto muy grande en el desarrollo posterior” de la persona. Durante años muchas investigaciones han puesto de relieve la importancia de la crianza, aunque casi siempre centradas en factores psicosociales y en el rendimiento escolar, pero este estudio “es el primero que realmente muestra un cambio anatómico en el cerebro”, enfatizó Luby. Aunque en el 95 % de los casos estudiados participaron las madres biológicas de los niños, los investigadores señalan que el efecto en el cerebro es el mismo si el cuidador principal es el padre, los padres adoptivos o los abuelos.

http://www.larazon.es/noticia/164-los-ninos-criados-con-afecto-tienen-un-hipocampo-mas-grande

Anuncios

Written by Salvador Carbó

31 enero, 2012 at 9:18

Publicado en Sin categoría

La crisis de fe es el mayor desafío para la Iglesia de hoy, dijo el papa

leave a comment »


Audiencia a los participantes en la plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 27 enero 2012 (ZENIT.org).- Benedicto XVI recibió este viernes por la mañana en audiencia, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, a los participantes en la sesión plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En su discurso, ha afrontado algunas cuestiones relativas al diálogo ecuménico y los métodos empleados.

Benedicto XVI, en su discurso a los participantes, dió las gracias al cardenal William Levada, presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, por sus palabras de saludo y subrayó los importantes empeños de este dicasterio en los últimos años.

Le ha agradecido también su colaboración en la preparación del Año de la Fe, como “momento propicio para volver a proponer a todos el don de la fe en Cristo resucitado, la luminosa enseñanza del Concilio Vaticano II y la valiosa síntesis doctrinal ofrecida por el Catecismo de la Iglesia Católica”.

El papa ha subrayado que “en amplias zonas de la tierra la fe corre el peligro de apagarse como una llama que ya no encuentra alimento. Estamos ante una profunda crisis de fe, una pérdida del sentido religioso que es el mayor desafío para la Iglesia de hoy”.

Por ello, añadió, “la renovación de la fe debe ser la prioridad en el empeño de la Iglesia entera en nuestros días”.

Expresó el deseo de que el Año de la Fe “pueda contribuir, con la colaboración cordial de todos los integrantes del Pueblo de Dios, a hacer a Dios nuevamente presente en este mundo y a abrir a los hombres el acceso a la fe, al confiarse a aquél Dios que nos ha amado hasta el final, en Jesucristo crucificado y resucitado”.

Benedicto XVI subrayó también que “el tema de la unidad de los cristianos está estrechamente ligado con esta tarea” y se ha detenido en algunos aspectos doctrinales sobre el camino ecuménico de la Iglesia, que ha sido objeto de estudio en esta sesión plenaria.

Ha recordado que, en la lógica del Concilio Vaticano II, “la búsqueda sincera de la plena unidad de todos los cristianos es un dinamismo animado de la Palabra de Dios, de la Verdad divina que nos habla en esta Palabra”.

El problema crucial, según el papa, es “la cuestión de la estructura de la revelación, la relación entre la Sagrada Escritura, la Tradición viva en la Santa Iglesia y el Ministerio de los sucesores de los Apóstoles como testigos de la verdadera fe”.

Y, aquí, señaló el pontífice, es importante el discernimiento entre la Tradición con mayúscula y las tradiciones. Sin entrar en detalles, hizo una observación: “Un importante paso en tal discernimiento se ha dado en la preparación y en la aplicación de las medidas para los grupos de fieles provenientes del Anglicanismo, que desean entrar en la plena comunión de la Iglesia, en la unidad de la común y esencial Tradición divina, conservando las propias tradiciones espirituales, litúrgicas y pastorales que son conformes con la fe católica”.

Benedicto XVI apuntó en su discurso otras cuestiones como los métodos adoptados en los diversos diálogos ecuménicos que “deben reflejar la prioridad de la fe”, y la problemática moral “que es un nuevo desafío para el camino ecuménico”. En este sentido, recordó que, en los diálogos, no se pueden ignorar “las grandes cuestiones morales sobre la vida humana, la familia, la sexualidad, la bioética, la libertad, la justicia y la paz”.

Y finalizó su discurso deseando una estrecha y fraterna colaboración entre esta Congregación y el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos “a fin de promover eficazmente el restablecimiento de la plena unidad entre todos los cristianos”.

Written by Salvador Carbó

28 enero, 2012 at 17:46

Publicado en Actualidad, Fe

2000 personas escuchan en oración los Santos Inocentes en Belén

leave a comment »


(Noticia aparecida en el Patriarcado latino de Jerusalén)

concert_kiko3

Ayer, martes, 27 de diciembre, san Juan Evangelista, en el Palacio de Convenciones de Belén, unos 180 músicos y cantantes expresaron con la música y la oración, el grito de dolor de los santos inocentes y la Virgen María. Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal ofreció este concierto majestuoso a 2000 personas.

La sala, atestada: 2000 personas para 1750 asientos. Silencio. Todos escuchan las explicaciones de Kiko, iniciador del Camino Neocatecumenal y compositor de este concierto singular. La obra presenta a la Virgen María sujeta al escándalo del sufrimiento de los inocentes en su propia carne. En este 27 de septiembre, víspera de la solemnidad de los Santos Inocentes. Aquí, en Belén. En el mismo lugar donde ocurrió la masacre. Kiko hará de esta noche un concierto orante único con la introducción de la mediante la lectura de Ezequiel (22, 1.7-12.21, 14-22) y Lucas (2, 22-35), y porque, explicará, «en un tema como este, la música puede decir algo mucho más profundo que las palabras».

El concierto, dirigido por la mano maestra de Pau Jorquera (Barcelona), se divide en cuatro tiempos, sólo interrumpidos por la pausa para la meditación:

1 / Getsemaní: El canto de los violines, ligero, introduce al auditorio en el huerto de los Olivos. Poco a poco, resuena la percusión a los lejos, adensando imperceptiblemente la atmósfera. Cristo entra en agonía. Y desde el fondo del valle, los 150 cantantes y músicos retienen con una sola voz Su grito: «¡Abba!», cuyo eco se pierde en el pesado silencio de Su soledad.

2 / Lamento – gemido: Lágrimas de la Virgen María, que contempla a su hijo en la agonía. Delicadeza y armonía de la orquesta en torno a la que se encuentra al pie de la Cruz. El sonido de los instrumentos, como en secreto y casi de forma silenciosa, revela el infinito dolor de esta Madre afligida; mientras las notas del arpa recuerdan el caer de las lágrimas a lo largo de su rostro.

ND_de_Kiko

3 / «¡Perdónalos!»: Trompetas, trompas, campanas y el canto del coro: «Padre, perdónalos!». La voz de Cristo resuena y se pierde en medio de los violines que, en un crescendo dramático, configuran el ambiente de la muerte inminente de Cristo. A lo lejos, el sonido de la arpa recuerda dolorosamente las lágrimas de María.

4 / La espada: «Y a ti misma una espada te traspasará el alma» (Lc 2,35). La música muestra el dolor de María atravesada por la espada del sufrimiento, al pie de la cruz. Y, de repente, las 2000 personas, todo el público se levanta para cantar, como eco de Kiko, «¡ya Mariam!», dirigiéndose con todas sus voces a la Virgen María en un rapto de apoyo y compasión.

La Iglesia del aleluya

La obra termina con un canto de todo el coro y, con fuerza, todos los instrumentos y cantantes proclaman la Resurrección, para recordar a todos que, a pesar del sufrimiento, la victoria está asegurada con Cristo resucitado. Lo que subrayará el patriarca Fouad Twal tras el concierto: «Somos la Iglesia de la cruz; pero también de la alegría, la esperanza, la resurrección, y del ¡aleluya!». El patriarca dio las gracias calurosamente a Kiko; al director del coro, Pau Jorquera, y a todos los cantantes y músicos. «Con este concierto que nos habéis ofrecido, hemos entendido el grito de dolor. Forma parte de nuestra vida, de nuestro patrimonio. El drama de los Santos Inocentes sucede justo después de la alegría de la Navidad. No se puede separar el dolor de la alegría: «El que quiera seguirme, tome su cruz». Pedimos a la Virgen María que nos ayude; a Ella, que sabe que el Señor es victorioso; Ella, que tiene que sufrir, permanecer en silencio, confiar en todo y aceptar; aunque no comprenda».

Mons. Fouad Twal estuvo acompañado durante el concierto del nuncio apostólico, Mons. Franco; Mons. Shomali, obispo auxiliar vicario para Jerusalén; Mons. Marcuzzo, obispo auxiliar vicario para Israel; Mons. Bathish, obispo auxiliar emérito de Jerusalén y Mons. Joseph-Jules Sreyi, arzobispo de la Iglesia greco-católica.

El Camino Neocatecumenal

El Camino Neocatecumenal, , nacido en 1964 en Madrid, cuenta hoy con 40.000 comunidades en el mundo. Muchas comunidades se han establecido en Tierra Santa y, en particular, en Galilea. El Camino ha edificado y regenta la Domus Galilææ, un centro de formación, estudio y retiro cerca del monte de las Bienaventuranzas.

Amélie de La Hougue

(Traducción del francés por Daniel Berzosa y López, OCSSJ)

Written by Salvador Carbó

3 enero, 2012 at 12:19

Publicado en Arte, Fe, Música

Tagged with , , , ,